sábado, 19 de febrero de 2011

Sólo en los ojos la llama

¡Que generosa la lluvia en su pobreza!
de barro y piedra
de nube, transparencia y agua
simple llover sin nada

animal recogido en el bosque
sin letra, negocio, ni trampa
silencio e intimidad me llegan
soy en mi y mi corazón se llena

sitio del natural sosiego
no hay adonde ir
una luciérnaga en mi muestra todas las estrellas

¡Que generosa abundancia sin ruido!
sólo en los ojos la llama.

1 comentario:

ROKE dijo...

Precioso, íntimo
¿de donde vienen los poemas?
un saludo